Historia

RESEÑA CLUB ATLÉTICO VILLA SAN CARLOS

Esta historia comenzó en 1916 cuando la compañía “Bravo Barros”, loteó y puso en venta terrenos en la ciudad de Berisso con el nombre de “Villa San Carlos”.

villa san carlos 90 años

Los dueños reales de estas tierras eran los señores Marcelino y Rafael Herrera Vegas, unos años más tarde, precisamente en 1923, un grupo de purretes que jugaban a la pelota en los baldíos de Villa San Carlos, formaron un equipo al que lo llamaron “Avanti Barrilete”.

El terreno donde se jugaba estaba ubicado entre la calle 2 bis y 3 entre San Luis y Montevideo, un potrero como se nombraban las canchas antes. Después, paso a jugar en la calle 6 y 7 entre 1 y 2.

Estos entusiastas muchachos, que se reunían en el taller de la carpintería de Don Antonio Velasco, formaron una comisión y dieron nombre al Club Atlético Villa San Carlos, en abril de 1925.

Esta primera comisión estaba formada por: Antonio Velasco (Presidente), Raúl Casassa (Secretario), A. Flamini (Tesorero), F. Génova, J. Maseroni, y D. Vásquez (Vocales).

Pero en el año 1924 otro grupo de vecinos, estos mayores de edad, y viendo las necesidades del barrio, fundaron la entonces “Liga de Fomento Villa San Carlos”. La primera reunión se analizó en el almacén de Don Álvarez y contó con el apoyo de todos los vecinos del barrio.

Esta liga ocupaba un pequeño salón entre las calles 5 y 6 sobre la Avenida Montevideo y posteriormente se trasladaría a la esquina de la calle 7.

En estas reuniones se trataban muchos temas para mejorar el barrio. Con mucho sacrificio y empuje, la liga logra el 16 de enero de 1927, la llegada de las primeras lámparas de luz eléctrica al barrio Villa San Carlos.

Fue un día histórico, uno de los más hermosos que se conocieron en aquellos años de compañerismo y unión de todos los vecinos. Fue una conquista y un éxito para la liga de Fomento Villa San Carlos.

Tener un salón propio es lo que deseaban los integrantes de la liga, para poder realizar sus reuniones y poder organizar fiestas.

En esos días los integrantes de la liga de Fomento Villa San Carlos, decidieron empezar a cobrar una cuota societaria de un peso para juntar fondos y realizar la obra.

Con la colaboración de los vecinos, como Emilio de la Vega, Luis Guruciaga, Juan Crowe, entre otros, comenzaron la construcción de ese deseado salón. En noviembre de 1929 se inaugura el nuevo salón con un gran baile. Se entregaron tarjetas de invitación a todos los vecinos y miembros de la liga. Fue una noche memorable donde toda la muchachada se dijo presente.

Pasaron más de 20 años y allá por el año 1944 las dos sociedades (La liga y el Club), terminaron uniéndose en un proceso casi natural por compartir el salón de madera de la calle 6 (Hoy la calle 24) a una cuadra de la Montevideo hacia el monte. Y es así como la liga concluyó su función, sus miembros más activos quedaran grabados en las memorias de las generaciones venideras y los jóvenes se acordaran de los viejos vecinos de VILLA SAN CARLOS.

Las dos obras más importantes de la institución son: El estadio GenacioSálice, que está situado en calle 26 y 173, y fue inaugurado el 25 de mayo de 1950. Y unos años más tarde, en 1968 se inaugura la sede social en calle Montevideo y 25.

El Club Atlético Villa San Carlos tiene un rico pasado y una actividad social presente. Las diversas disciplinas se han coronado en las ligas y torneos donde participaron.

Nuestra entidad es visitada a diario por más de 1.000 deportistas que practican diversas actividades como el Básquet, Patín Artístico, Fútbol, Aerodance, Taekwon-do, Bochas, Karate, Boxeo y Jiu Jitsu que da vida a la ciudad de Berisso y es orgullo de sus más de 95 mil habitantes.

Es que la historia del Club Villa San Carlos está estrechamente ligada a los vaivenes de la sociedad berissense. En sus tiempos de esplendor, cuando Berisso era una ciudad pujante en torno al frigorífico, el puerto e YPF, la “Villa” tenía una nutrida cantidad de socios y los bailes que se hacían en el club eran de lo más destacado de la zona. Con el paso del tiempo y el cierre de las fuentes laborales, la institución celeste se fue achicando y debió luchar a brazo partido para permanecer en pie y seguir brindando la función social por la que fue creada el 25 de abril de 1925.

Su disciplina más importante y destacada es el fútbol, al principio la institución formaba parte de la Liga Berissense, luego se afilió a la Liga Amateur Platense de fútbol y participó hasta 1968. Ascendió por primera vez a Primera División de la liga en 1948 y obtuvo, en esta división su primer título en 1954 y posteriormente ganó varios títulos consecutivos (1954, 1958, 1961, 1962, 1963, 1964, 1965 y 1966). En 1965 “la Villa” decidió afiliarse a la Asociación del Fútbol Argentino (AFA).

El año 1971 marcó su primer gran protagonismo en los torneos de AFA aunque quedó en las puertas del ascenso por tan solo un punto de diferencia. Sin embargo, dos años después, llegó el primer ascenso cuando fue subcampeón a un punto de Luján, quien fue en definitiva el campeón de ese torneo.

En la Primera División “C”, Villa San Carlos estuvo presente hasta 1977 cuando descendió finalmente a la división “D”. En 1986 volvió a la primera C al salir segundo, detrás de Deportivo Riestra en la zona B del torneo Apertura, sin embargo su paso fue fugaz.

Luego de un estupendo torneo, el celeste, de la mano de Rubén “El chueco” Marchioni, llegó al final del certamen igualando en todo con Acassuso, entonces hubo que recurrir a un partido para desempatar, y para ello se eligió la cancha de Independiente, en donde el pueblo villero se congregó un 10 de abril de 1993, y regresó en una caravana interminable de alegría, cuando tras la igualdad en uno en los 90 minutos, Marcelo Govoni puso el preciso frentazo en el minuto diez del tiempo suplementario para dar el primer campeonato y el tercer ascenso a la“villa”.

En la temporada 2001/02 consiguió un nuevo ascenso, de la mano de Carlos Gorostieta como entrenador, tras vencer en cancha de Estudiantes de La Plata en la final a Sacachispas por 1 a 0 el 28 de julio de 2002 donde por unos años estuvo en la categoría.

Pero un 18 de mayo de 2009 Villa San Carlos logró el ascenso por primera vez en su historia a la “Primera B” tras conseguir el título en la “C” luego de empatar 1 a 1 frente a Defensores de Cambaceres, su tradicional rival, en “El Bosque” dio rienda suelta a toda su alegría. Berisso fue una fiesta que se prolongó por varias horas. Rodrigo Salinas a los 12 minutos del primer tiempo abrió la cuenta para la “villa”, que hizo las veces de local en el estadio de Gimnasia y Esgrima La Plata, y 15 minutos después empató la visita.

El conjunto que dirigía Facundo Besada necesitaba solamente un punto para coronarse campeón, y lo consiguió en un partido que tuvo poco fútbol pero mucha intensidad, nerviosismo y vibración. El plantel terminaría el campeonato consagrándose con 73 unidades, producto de 21 triunfos, 10 empates y siete derrotas, sumando 55 goles a favor y 32 en contra.

Con el pitazo del árbitro Fernando Velarde llegó el desahogo para la gente de Berisso, que generó un carnaval. Hubo vuelta olímpica, ante el rival histórico, la exhibición de la copa ganada por parte del capitán Leandro Martini, un histórico del club, y muchísima emoción. No faltó que jugadores, cuerpo técnico y allegados realizaran la ya tradicional palomita al suelo, para delirio de la gente que festejaba en una tribuna abigarrada.

La fiesta que se desató por las 14.000 almas villeras en la cancha y la tribuna del “Bosque” se repitió luego en las calles de Berisso.

En la Primera “B”, se realizaron buenas campañas y hasta se logró clasificarse al reducido en la segunda temporada en dicha categoría, conducido por elberissense Ricardo Rezza. La “villa” llegó a semifinales quedando eliminado por Defensores de Belgrano, sería el primer ciclo con Don Ricardo y se vendría otro que sería el punto máximo de nuestra institución.

Un 25 de mayo del 2013 tocaríamos el cielo con las manos. Impensado, histórico, de locos y emocionante fue el ascenso de Villa San Carlos a la “B” Nacional, la segunda división del fútbol argentino.

Conducido nuevamente por Ricardo Rezza y con un goleador letal como Pablo Vegetti llevaron a San Carlos al punto máximo en su historia. Ellos secundados con jugadores que ya sabían lo que era salir campeón como Mauro y Gonzalo Raverta, Federico Slezack, Emiliano Córdoba, Santiago Sommariva, Ignacio Oroná y Emmanuel ÁvaloPiedrabuena, vencieron en la última fecha en Berisso a Barracas Central por 1 a 0 con gol de Martín Troncoso en un estadio Genacio Sálice colmado (Primer logró que se logró en Berisso).

Mayo sin dudas es el mes de la revolución “Villera”. Nos tocó afrontar el Nacional B, una categoría súper profesional que nos permitió conocer la República Argentina, con todo lo que implica. El nombre de Villa San Carlos se hizo conocido en todo el territorio argentino y así llevando la bandera de Berisso, nuestra ciudad, la Capital Provincial del Inmigrante era aún más conocida por nuestro querido club.

El club viajó a Santa Fe, Mendoza, Córdoba, Misiones, Jujuy, Tucumán, Entre Ríos. Corrientes, San Juan y toda la Provincia de Buenos Aires, jugando en estadios mundialistas como el José María Minella de Mar del Plata y el Mario Alberto Kempes de Córdoba. Fue una categoría dura para la institución pero la supo disfrutar. Se ha enfrentado a gigantes del fútbol argentino y con la humildad que siempre caracterizo al club fue respetado en todos los estadios.

El escenario que nunca se olvidará será el estadio Libertadores de América de Independiente donde se consiguió un empate en un partido histórico que quedará para siempre en el resto de la historia del club. En la divisional se consiguió ganar un puñado de partidos, la más recordada será el triunfo 3 a 2 en Berisso ante Talleres de Córdoba (La primera victoria del equipo en la B Nacional), Lamentablemente nos tocó descender.

Volvimos a la B Metropolitana, con un respeto total hacia nosotros, hoy en el fútbol hemos dejado una marca de cuidado en lo deportivo y recibimos día a día muchos elogios de otras instituciones que ven como crecemos al pasar los años.

Jerarquizamos el Genacio Sálice y también nuestra sede social llamada Constantino Macrinos. En cada espacio deportivo se le brinda al deportista lo que está a nuestro alcance y más.

En 2013 tuvimos por primera vez la grata satisfacción de que una categoría del fútbol juvenil salga campeón en los torneos de AFA, fue la quinta división y hoy muchos de esos chicos están en las filas del primer equipo. En 2014 además de haber jugador el nacional y nuestra vuelta a la B metropolitana, otras disciplinas tuvieron su esplendor para nuestra alegría. Las chicas de Aerodance viajaron a Brasil y salieron campeonas sudamericanas con nuestros colores. La primera división del básquet hizo su bautismo en el Torneo Provincial de Clubes, con la expectativa solo de participar para jerarquizar el club y terminaron entre los mejores ocho equipos de la provincia. En 2016 el Maxibásquet del club consiguió salir campeón tras ganarle un vibrante encuentro a la UNLP en el primer torneo organizado por la Asociación Platense de básquet para mayores de 35 años, también los juveniles gritaron campeones en una apasionante final ante Universitario.

Por estos tiempos nuestro primer equipo sigue defendiendo los colores de nuestra institución y representando a Berisso en las diversas canchas y estando a la altura de la categoría. Habiendo ganado el respeto de sus rivales.

# #